EEUU utiliza pandemia para acelerar cambio de régimen en Venezuela.

Por: Equipo Red26.

Los llamados de Naciones Unidas y decenas de gobiernos e instituciones alrededor del mundo, a desmontar de inmediato los sistemas de sanciones unilaterales de EEUU que ante la actual expansión del COVID19, constituyen un doble desafío para naciones como Cuba, Irán y Venezuela, han caído en saco roto.

La Casa Blanca, además de manejar ineficazmente la pandemia a lo interno, pretende usarla para acelerar sus objetivos de política exterior, en una acción que confirma que el coronavirus no es hoy el mayor enemigo de la humanidad, sino el sistema que crea las injusticias que impiden su enfrentamiento, y que obligan a pueblos y Estados a combatir a la misma vez contra dos amenazas: el virus y el imperialismo.

La aparición del COVID19 en Venezuela encontró una nación impactada por el sistema de sanciones más abarcador y agresivo que en la historia reciente se haya aplicado contra país alguno. Todos los recursos del poderío nacional estadounidese se han utilizado contra la patria de Bolívar, que ha dado, sin exaltaciones innecesarias, una ejemplar lección de resistencia y creación revolucionarias.

La vida diaria, ya difícil en Venezuela, se tornó extrema ante el impacto del virus, en momentos de bajos precios del petróleo y de persecusión enfermiza a todas las vías por las que el país puede exportar su más preciado rubro. El contexto, para los planificadores de la reconquista de las mayores reservas petrolíferas del mundo, parece ideal para un golpe de gracia.

Hubiera sido demasiado optimista pensar que EEUU dejaría pasar la oportunidad de usar la crisis a su favor. Si el imperio suelta el agarre ahora y facilita al Estado venezolano el combate a la pandemia, pierde un chance de oro. Para las mentes enfermas y ambiciosas que manejan los hilos del poder, esta es la conclusión. Pensar otra cosa sería ingenuo.

Por eso el contexto ha parido una nueva variante de “transición democrática”: al flamante presidente encargado le han “encargado” que se aparte del camino y se muestre dispuesto a formar un Consejo de Transición (¿deja vú libio?). Guaidó nombraría, a través de la Asamblea Nacional (que no preside), representantes para una pentarquía que ni él ni Maduro integrarían, con vistas a “elecciones libres” presidenciales y parlamentarias. Y así, según EEUU, todos felices.

¿Creerán que los pueblos son idiotas? ¿Que pueden engañar a todo el mundo todo el tiempo?

La variante sacada bajo la manga busca legitimar, por enésima vez, a un actor político desgastado y anémico que ya vio pasar su minuto de gloria. Parte del supuesto que Maduro y Guaidó tienen el mismo peso político y que este último puede efectivamente “hacerse a un lado”, cuando nunca ha estado en el centro de nada. La estrategia se ofrece conciliadora, unificadora, pero no es más que una intriga orientada a crear confusiones en tiempos de pandemias, buscando divisiones y fracturas en las filas chavistas, en especial en las Fuerzas Armadas.

El “marco democrático para Venezuela” (así le pusieron) que se anuncia hoy es, en efecto, la forma en que EEUU utiliza la pandemia contra la tierra del Orinoco, para aprovechar el contexto en la búsqueda de su añorado objetivo de sacar del poder a los herederos de Hugo Chávez. Se aplica con macabra precisión una estrategia de “vale todo”, que agrega sufrimientos a un pueblo inmenso que nuevamente saltará el traspié imperial, contra los pronósticos del Norte.

Vuelven a cometer el mismo error de cálculo. Siempre dejan fuera de la ecuación a los pueblos; los creen utilizables, desechables, manejables, no han aprendido nada en tantos años de intentar lo mismo contra Cuba. Por eso volverán a fracasar. Los líderes políticos que conducen pueblos por estos días bajo el doble asedio aumentarán su dimensión histórica. EEUU será cada vez más pequeño, y cada vez más impredecible y peligroso. El mundo está cambiando y ellos aun no lo saben. ¿Sabrán al menos que ningún imperio ha sido eterno?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: