Venezuela: avances del próximo capítulo.

1200-497522144-venezuela-mapEditorial Red26Cuba

Nunca antes fue tan errática y a la vez predecible la política exterior de EEUU hacia un país o región. Ambas características parecen excluirse una a la otra, pero en el caso venezolano lo errático proviene de lo absurdo e irracional del rumbo elegido, y lo predecible de la poca capacidad de los políticos yanquis para escoger un camino de paz y estabilidad en nuestra región.

La corte del bufón se vuelve entonces predecible. Como en una serie de televisión de esas que hoy en día mueven millones de corazones, la situación en Venezuela ha ido escalando por capítulos, y al final de cada uno es posible ver los avances del anterior.

Más aun, si entendemos que la “temporada” venezolana, es solo otra en la lista de partes que ha tenido esta larga y triste historia de aplicación de métodos de Guerra no Convencional, para el derrocamiento de gobiernos no afines a los intereses de Washington y que, por haberlos visto tantas veces, ya podemos identificar sin esfuerzo las etapas y los factores que intervienen en la estrategia.

Hace mucho que está dada la orden de iniciar la etapa de guerra intestina violenta, como aquella que devastó Libia y casi destroza a Siria. Hace mucho que la resistencia y ecuanimidad del pueblo venezolano viene evitando una guerra civil de proporciones continentales. Pero la intención se ha mantenido.

Durante años han buscado como irrumpir en los cuarteles venezolanos; usar las armas del pueblo contra el pueblo, y promover una sublevación donde los padres maten a los hijos o viceversa, para deponer el legado de Hugo Chávez y convertir a Venezuela, nuevamente, en una tierra de servil rentismo petrolero y donde, como en un buffet de oligarcas, las trasnacionales se ceben con los recursos naturales, abundantes y valiosos in extremis, que la naturaleza puso bajo las aguas del Orinoco.

Los que hemos seguido de cerca todas la “temporadas” ya sabemos lo que se tratará de hacer. Lo que EEUU, y sus acólitos regionales: burguesías y gobiernos lacayos, tratarán de lograr.

Ya sabemos que EEUU no usará directamente sus fuerzas militares en conflictos del tercer mundo. Su obsesión con la amenaza rusa y china, lo hace reservar y ampliar sus capacidades convencionales, para ser usadas en una cada vez más probable confrontación mundial entre potencias. La Guerra Fría se ha calentado de nuevo, y todos los arsenales, en silencio y sin pausa, se renuevan aceleradamente.

Por ello el método para asegurar el control de los países pobres siguen siendo los llamados “conflictos de baja intensidad”, que solo precisan del apoyo convencional aéreo y naval, y donde la carne de cañón la ponen las llamadas “insurgencias” o “fuerzas rebeldes”, que bajo el patrocinio yanqui se leventan contra un “opresor”.

Usarán todos los recursos a su alcance para construir en Venezuela un ejército irregular. Le van a llamar “Ejército Libre Venezolano”, o “Movimiento de Liberación de Venezuela” o como sea que se les ocurra, emulando a las experiencias pasadas de Libia o Siria.

Primero lo van a crear en Internet, en Facebook, Twitter y YouTube, y luego usarán las inestables fronteras con Colombia y Brasil para infiltrar a cuanto delincuente encuentren en Suramérica, dispuesto a empuñar un arma por cuatro pesos, en una región donde la probreza tiene a tanta gente al borde de una desesperación casi suicida.

La otra parte es lograr quebrar la unidad de las Fuerzas Armadas. Un minúsculo grupo les bastará para que parezca algo inmenso. Usarán internet para magnificar y mentir. La historia no carece de sentido de ironía y da lecciones: Cuando intentaban derrocar a Gadaffi, EEUU dijo que este preparaba su fuga a Venezuela. Ahora que es Venezuela la asediada, se dice que Maduro desea “escapar” a Cuba. El cerebro destrá de ambas mentiras es el mismo. En ese orden lógico, sobran las palabras para saber quien viene detrás de Venezuela.

Así que la batalla final es allí. Para los que siguen series de factura occidental como Juego de Tronos, cabe la analogía de pensar que en Venezuela, como en Winterfell, los hombres de bien libramos la batalla final contra la oscuridad y la muerte. Allí hay que ir a juntarse. Las acusaciones del imperio situan en la patria de Chávez a miles de militares cubanos en son de guerra, cuando la verdad es que solo médicos ocupan esa trinchera, y que Cuba no manda soldados por el mundo como hacen tantos gobiernos de naciones ricas.

Pero al paso que vamos, no deberán tardar en tener razón los imperialistas. Si hay guerra en Venezuela, vamos a ir, militares y pueblo, a luchar junto a los venezolanos, en la batalla final contra el mal; contra las guerras no convencionales; contra el imperialismo.

La corte del bufón es predecible. Gritan lo que van a hacer. La mafia miamense comanda las acciones, usando a Trump y sus bufones. Al final Marco Rubio accedió a la presidencia de EEUU, sin ganar las elecciones. De su cuenta en twitter podemos sacar todo lo que va a pasar en Venezuela: él conoce de los apagones antes de que sucedan ¿Por qué será?

Pues a poner las armas de almohada, como dijo Martí. Esta es nuestra guerra. La que nos amenaza con un bloqueo total; la que quiere causar hambre a nuestros hijos; regresarnos al período especial; quitarnos nuestro suelo, a base de reclamaciones de tecnócratas y burgueses. “Es la hora de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los Andes”. Después de eso, se ha dicho todo.

Acabo de guardar mi pluma en el bolsillo de la izquierda, sobre el corazón, sostengo en mi diestra el fusil. Estoy listo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: