Girón: un buen día para recordar.

Fidel-Castro-Playa-Giron-Cuba-Bay-of-Pigs-invasion-1-580x438

Equipo Red26.

Cuentan que los primeros mercenarios en llegar a las blancas arenas de Girón entraron demandando la rendición de los defensores. La respuesta, de los hombres humildes que ya sabían que defendían su Revolución Socialista, fue la misma que hoy, a 58 años de haber aplastado en menos de tres días la mercenaria invasión, exclamamos ante amenazas similares: ¡Patria o Muerte!

Aun son pocos los que pueden comprender la crudeza del momento que enfrentamos como nación y las ciertas posibilidades de su cercana complejización. Si escuchamos con atención los recientes discursos de Raúl y Diaz-Canel, habremos entendido que se hizo énfasis en la preparación para la defensa y en la proyección de un escenario económico donde la frase Período Especial trae a la mente de los cubanos sensibles y tristes recuerdos.

Sobre el segundo, nuestros líderes han asegurado que estamos en mejores condiciones que antes para evitar las carencias. Sobre la primera, debemos entender que si hacemos énfasis en prepararnos, es porque está más cerca la posibilidad de una agresión militar, amenaza que, como nos legó Fidel, no desaparecerá mientras exista el imperialismo.

El acelerado deterioro de las relaciones entre Cuba y EEUU promovido por la corte del bufón que gobierna desde la Casa Blanca, coloca a nuestro país frente a amezazas similares o mayores que las de la época de Girón.

Este artículo se escribe a solo pocas horas de un anunciado discurso de John Bolton, Asesor de Seguridad Nacional del bufón emperador, ante los depojos de la mercenaria brigada 2506, cambiados por compota hace 58 años y aun activos en su senilidad obsesiva, al amparo de la reserva ecológica miamense, que acoje a todas las especies de la generación de oligarcas y esbirros que se marcharon de Cuba luego del triunfo revolucionario.

Todo parece indicar que Bolton aunciará la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, con lo cual EEUU daría una vuelta de tuerca completa al recrudecimiento del bloqueo, con consecuencias aun incalculabes para nuestra economía.

La administración Trump ha convertido la política hacia a Cuba en una baraja de su campaña electoral, y parece creer que por este rumbo asegura los votos de un estado que ha poseído un peso singular en elecciones pasadas: La Florida.

Aunque hay encuestas que señalan que un 60 por ciento de los cubanos y sus descendientes residentes allí apoyan la mejoría de las relaciones con la Isla, la política en este sentido se encuentra secuestrada por un lobby anticubano muy poderoso, integrado por personajes de la talla de Marco Rubio, ex precandidato a la presidencia de EEUU y miembro del poderoso Comité de Relaciones Exteriores del Senado. Rubio ha susurrado al oído de Trump las más recientes decisiones en materia de política hacia Cuba. Su odio hacia la Revolución no tiene comparativos.

Al propio tiempo, las amenazas de guerra contra Venezuela provienen de los mismos instigadores. La patria de Hugo Chávez y Cuba comparten un destino signado por el rumbo socialista que las hermanó, bajo la conducción del propio Chávez y de Fidel.

Se nos ha definido como un nuevo “eje del mal”, donde también Nicaragua ocupa un asiento privilegiado y han logrado aislar a nuestros paises dentro del concierto de naciones en Nuestra América, luego de varios años de restauración noeliberal, que han colocado, mediante los golpes de estado y las injerencias, a los más oscuros personajes al frente importantes paises en la región, agrupados hoy en el llamado Grupo de Lima.

La situación es realmente compleja y hay que hacer memoria y prever, al mismo tiempo.

Recordar que en los días previos a Girón también tomaba forma la maquinaria de bloqueo y también se trataba de aislar a Cuba en la arena internacional. Prever que las medidas de EEUU, aun impredecibles, ocasionen graves daños a nuestra economía, para seguir cumpliendo el infame memorando del subsecretario Mallory, emitido a pocos días del triunfo revolucionario y que se resume en una frase: ahogar por hambre y carencias a la Revolución.

Hemos considerado siempre que toda administración yanqui hace su guerra, al observar la historia de los presidentes de ese país. Con ellas aseguran ganancias a su economía, movilizan el poderoso complejo militar industrial, se apoderan de recursos claves, y desvian la atencion a los enormes problemas de su situación doméstica, en busca de ganancias electorales.

Es aun muy temprano para decidir si el bufón billonario ha elegido Nuestra América para las aventuras bélicas de su administración, pero hay fuertes señales de que así es. Cuba, Nicaragua y Venezuela se encuentran en el mismo curso de agresión, y la guerra en una de nuestras naciones no dejaría de involucrar a las demás y en poco tiempo, a toda la que es hasta hoy, la única “Zona de Paz” del mundo.

Entender la crudeza y peligros del momento es indispensable para actuar con “ojos judiciales” como pedía Martí y para no ser “hombres de segunda mano”, de esos que Él definió, “esperan la tormenta con los brazos en cruz”. Es un buen día para recordar las hazañas de Girón.

Cuando Bolton hable a su escaso público en Miami en el aniversario de la invasión, no se dará cuenta de que rememora la primera derrota del imperialismo en este continente y que el país al que hará referencia, tiene aun la misma disposición al combate que en los días luminosos de Girón.

Le respuesta a la corte del Bufón, a sus lacayos y a sus brigadas, mercenarias o no, seguirá siendo ¡Patria o Muerte!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: