Lo que la historia ha demostrado: es el imperialismo el que debe irse.

Por: José David País Santamaría.

El 7 de abril, el exjefe de la CIA, actual Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, repitió por enésima vez lo que la actual Administración ha pregonado en los últimos tiempos en incontables ocasiones al hablar sobre el destino de Venezuela: “Maduro debe irse”.

Con pretendida autoridad sobre todo lo que acontezca más allá de sus fronteras, sucesivos Gobiernos de EEUU llevan años exigiendo un rumbo distinto para la Patria de Bolívar, un rumbo que a la luz de hoy, debe pasar irremediablemente por la salida del poder de los seguidores de Hugo Chávez y el desmontaje del país creado por la revolución bolivariana, para emprender un viaje en el tiempo, hacia la cuarta república.

La frase usada por Pompeo provoca un «dejá vú» en cualquiera que, teniendo conciencia política, haya vivido los últimos 20 años de la historia humana. No es la primera vez que la escuchamos, probablemente no será la última, y hoy tenemos la suerte de saber qué ha pasado luego que el deseo imperialista se ha cumplido y los que tenían que irse, en efecto, se han ido.

Cuando la revolución cubana triunfó en 1959, EEUU determinó que «Castro debía irse», y para ello puso en práctica todas las herramientas a su alcance, incluídos más de 600 intentos de asesinato. Pero el caso de Cuba es una excepción. Contrasta con decenas de cambios de régimen y sangrientas guerras intestinas que han acabado con cuanto Gobierno se ha atravesado en el camino de los intereses yanquis, luego que la sentencia “tiene que irse”, fuera pronunciada.

Hasta la llegada de Venezuela, con Chávez y Maduro, nadie había sobrevivido tanto tiempo a ese mandato imperial.

En abril de 2002, el entonces presidente de EEUU, George W. Bush (1), sentenciaba a Saddan Hussein en una entrevista con su cómplice británico Tony Blair y además del “tiene que irse”, señalaba condiciones que escuchamos a diario en referencia a Caracas: “todas las opciones están sobre la mesa”; “un gobierno que asesina a su pueblo”; “un peligro para EEUU”; etc. Todos sabemos cómo acabó la historia, o mejor dicho, como se torció la historia de Iraq, hasta hoy.

En febrero 2011, quien ocupaba el cargo actual de Pompeo, la señora Hillary Clinton (2), decía que Muammar al Gaddafi tenía que “irse”. La razón: “crímenes contra su propio pueblo”; “violaciones a los derechos humanos”; “un peligro para el mundo”; etc. En fin, el mismo libreto y la misma sentencia. ¿Alguno de ustedes ha visitado Libia recientemente? No lo recomiendo, van a encontrar otra historia torcida; un país en ruinas y dividido por guerras. Un paraíso del crimen y el lucro de las trasnacionales, que a la luz de todos extraen del país sus recursos.

La lista de sentencias podría seguir. Podríamos hablar de Bolivia, de Ecuador, de Ucrania, de Haití, de Granada; de Nicaragua y otros tantos ejemplos, que ahora nos vienen desordenados a la mente. Pero no hace falta. El punto está claro. Es entonces cuando entendemos el significado del “tiene que irse” y qué consecuencias trae para los aludidos.

Para el imperalismo Maduro tiene que irse y es entendible, él y su pueblo les impiden ocupar las mayores reservas de petróleo del mundo a cinco días de EEUU, en barco. Pero para el mundo, quien tiene que acabar de irse es el imperialismo. Basta ya de historias torcidas. Basta ya de sentencias. El mundo es otro y no volverá a ser el mismo.

Referencias:

  1. https://edition.cnn.com/2002/US/04/06/bush.iraq/index.html
  2. https://www.reuters.com/article/us-libya-usa-clinton/clinton-says-gaddafi-must-go-idUSTRE71Q1JA20110228

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Primeros pasos
A %d blogueros les gusta esto: